Categorías
Desarrollo Personal Personal

Comencé el proyecto 333 ¿Qué es?

El desafío del Proyecto 333: elegir 33 prendas para usar durante los siguientes 3 meses. ¿Lo lograré?

Para Courtney Carver, 33 prendas son más que suficientes para vestirnos por una temporada. Tener menos prendas en nuestro placard nos va a ahorrar mucho stress a la hora de vestirnos, tiempo en decidir qué ponernos cada día y nos va ayudar a tener más ordenado nuestro vestidor.

El proyecto 333 se desprende del minimalismo aplicado a la moda.

No soy una persona demasiado fashionista. Tampoco considero que tenga demasiada ropa. Sin embargo me costaba tener mi placard ordenado y además, me doy cuenta que en general me visto siempre igual, así que me pareció interesante hacer la prueba.

Si querés sumarte, la idea es simple y solo hay tres reglas:

  1. Elegir 33 prendas (calzado, accesorios, camperas cuentan). Quedan excluidas: ropa interior, deportiva y ropa de estar en casa.
  2. Usar esas prendas por tres meses.

¡El primer paso es vaciar nuestro placard! En este paso me di cuenta que tenía muchas prendas que me gustaban pero como no las veía entre la multitud nunca me las usaba.

Además, al seleccionar pocas prendas, te obligás a buscar combinaciones y un estilo que vaya con la mayor cantidad de prendas posibles. De esta manera es más fácil decidir qué ponerse porque la mayoría de las prendas combinan entre si.

Mi lista quedó algo así:

  • 4 pantalones (uno negro, jean claro, jean oscuro, verde oscuro)
  • Bermuda de jean
  • 12 remeras (3 blancas, 3 negras, 6 estampadas oscuras)
  • 3 camisas
  • 3 zapatillas (blancas, negras, deportivas) + botines
  • Buzo negro, campera liviana
  • Campera de jean

Todavía la estoy perfeccionando y mi idea es llegar a las 33 definitivas pronto 🙂

Categorías
Productividad

Técnica Pomodoro: así logro terminar mis tareas sin llegar cansado al final del día

Hace muchos años descubrí la técnica pomodoro y siempre que la utilicé me dio muy buenos resultados. Si te interesa mejorar tu productividad ¡te invito a seguir leyendo!

¿Qué es la técnica pomodoro?

La técnica pomodoro consiste en trabajar en intervalos de 25 minutos seguidos por 5 minutos de descanso.

Es imposible estar concentrado en una tarea por demasiado tiempo. Tarde o temprano perderemos el foco, nos iremos por las ramas y dejaremos de ser productivos.

Esta técnica propone enfocarse por solamente 25 minutos en una sola tarea. El desafío parece simple y lo es: 25 minutos pasan muy rápido. Pero cuando están bien enfocados pueden ser suficientes para terminar esas tareas que parecen imposibles.

Trabajar enfocados es solo una parte de la técnica. Tan importante como los primeros 25 minutos son los 5 minutos siguientes. Estamos obligados a dejar lo que estamos haciendo y tomar un descanso. Esto incluye estirarse, ir al baño, tomar agua, salir a respirar aire libre, o lo que quieras que no tenga que ver con trabajo.

Luego de esa pausa, podrás seguir con otro intervalo de 25 minutos de trabajo enfocado.

Mi experiencia

Como te comenté al comienzo, descubrí esta técnica (es muy popular en blogs de productividad) hace tiempo y cuando me siento sobrecargado de tareas recurro a ella.

Hace un par de semanas comenzamos a usarla en Heaven con un simple video de Youtube.

Los beneficios son varios y los comentaba al comienzo, pero te quiero contar prácticamente como nos afecta.

Mayor concentración, menos distracción

Somos varios programadores en la misma sala, en grandes mesas. Estamos todo el tiempo en contacto y todos somos personas muy interesantes. Muchas veces nos colgábamos con charlas sobre deportes, política, historia o lo que fuera. Estas charlas obligaban al que estaba concentrado a hacer un esfuerzo grande por aislarse o bien.

Con la técnica pomodoro sabemos que si el reloj está corriendo en los 25 minutos, no está permitido hablar sobre algo que no sea trabajo. Ya tendremos tiempo de charlar en nuestros breaks, almuerzos o más entrado el día cuando ya hemos resuelto la mayor parte de las tareas complejas. O como diría Brian Tracy, cuando ya nos hayamos «tragado del sapo».

Descansos

Si fuera por nosotros, estaríamos sentados desde las 9 hasta las 13 que es nuestra hora de almuerzo y de 14 a 18 que es la hora de salir.

Me he encontrado muchas veces con ganas de ir al baño pero no querer cortar con lo que estoy haciendo. Espero que nunca te pase.

Otra cosa que me sucedía es que no tomaba agua. Tenemos el dispenser de agua fría en otra sala, por lo que llenar mi botellita requiere levantarme y «perder tiempo» que creía que no tenía. Ojalá nunca te pase.

Los 5 minutos de break nos «obligan» a cortar. Es el momento en que me tengo que parar de mi silla y (ya que estoy) voy al baño, cargo mi botella de agua y me estiro un poco.

Muchas veces algún compañero quiere violar los 5 minutos de break e intenta seguir trabajando pero el resto de nosotros hacemos presión para que se tome el break. Esa presión me encanta, porque al final del día es muy buena. Esos descansos nos permiten volver con la mente descansada y lista para enfocarse otro intervalo.

Al final del día esta técnica nos ayuda a que las últimas horas no sean un parto o una pérdida de tiempo. Llegamos con más energía y logramos más resultados trabajando 10 minutos menos por cada hora.

¡Tu turno!

A muchas personas, la técnica pomodoro les sirve para mantenerse enfocados porque se distraen con facilidad. A otros, los obliga a tomarse descansos porque sino son capaces de estar 8 horas sentados.

Muchos estudiantes utilizan esta técnica para estudiar. Algunas personas para limpiar su casa o para realizar alguna actividad a la que le vienen huyendo.

Como sea que la uses, estoy seguro que la experiencia vale la pena y compruebes por vos mismo si también te vas a pasar al equipo de los pomodoros 🙂

Categorías
Gadgets y Juegos

HyperX Alloy FPS Pro: mi experiencia con un teclado mecánico

Hace un par de semanas que tengo el placer de trabajar con un teclado mecánico HyperX Alloy FPS Pro, la versión Cherry Blue, pero no todo es color de rosas…

Para quién no esté familiarizado con el tema, la diferencia entre un teclado convencional y uno mecánico es que el primero tiene debajo de las teclas unas gomitas que es la que acciona la tecla, mientras que en un teclado mecánico cada tecla tiene su propio interruptor. Esta característica impacta en toda la experiencia (para bien y para mal) de un teclado u otro.

Dentro de los teclados mecánicos hay diversas opciones de mecánicas. Las van a reconocer por cherry red, cherry brown, cherry black o cherry blue. Cada una de ellas ofrece una resistencia y respuesta diferente.

Luego de algunos días de utilizarlo para trabajar (programación y escritura de posts) puedo darte un par de apreciaciones personales.

Ventajas

Durabilidad

El teclado es robusto y duradero. Cuesta pensar que en lo que informática y hardware se refiere algo puede durar mucho tiempo, sin embargo, este teclado promete bastante. De por si, una tecla mecánica puede recibir 10 millones más de pulsaciones que una tecla con gomita y no pierde su respuesta.

Diseño

Me gusta mucho como luce mi modelo tenkeyless (sin teclado numérico). Algunos lo odiarían, pero resulta que no trabajo con planillas excel o haciendo números todo el día. El teclado entonces me ocupa menos lugar y se ve muy lindo.

Aunque tiene luces led en cada tecla lo uso apagado. Pero para quienes gusten de lucir teclas encendidas, el Alloy FPS Pro viene con leds rojos.

Experiencia

Una de las cosas que más me gusta de este teclado es cómo se «siente». Soy de escribir rápido y disfruto como se comporta la respuesta de las teclas. Me da la sensación de que me cansa menos y que soy más preciso. Esto obviamente es algo bastante subjetivo.

Por otro lado, y lo voy a comentar más adelante, el teclado hace un ruido que es bastante terapéutico. Quienes sientan nostalgia por los teclados retro (de los 80 o 90) les encantará revivir ese sonido. Esto también tiene su contra…

Desventajas

Ruidoso

No es un teclado apto oficinas abiertas… muchos de mis compañeros se quejan del ruido que hago cuando estoy escribiendo algo extenso.

Caro

Un teclado mecánico sale mucho más que un teclado convencional. Mientras que en MercadoLibre se pueden conseguir teclados por $300 pesos (entre 3 y 5 dólares), el HyperX Alloy FPS Pro me salió $4500 (entre 60 y 75 dólares depende el cambio). Y encima creo que lo pagué más barato, porque ahora mismo no baja de $5000.

Incompatible?

Este es un punto importante. En algunas ocasiones, cuando cambiaba con la configuración de las luces de led, el teclado se «tildaba» en mi Macbook Pro haciendo que algunas teclas dejaran de funcionar de forma aleatoria.

Esto es algo bastante nefasto. Descubrí que también les pasó a otros usuarios solo en Mac. Algunos usuarios proponen actualizar el firmware del teclado, pero debe hacerse desde windows. Yo ahora lo estoy usando sin activar los leds y no volví a experimentar esa falla, pero está bueno que si vas a pagar tanto por un teclado pueda funcionar en una Mac.

No hay que ser gamer para usar un teclado mecánico. También entran en la lista de usuarios escritores, nostálgicos o simplemente personas que quieren una experiencia diferente en una actividad que realizamos muchas horas al día: escribir.

Categorías
Personal

Cómo se ve mi planificación 2020

Durante todo este mes estuve planificando el 2020 a conciencia. Este año no me quedé con escribir objetivos en las áreas más importantes de mi vida sino que fui un paso más allá. Mi idea es que los objetivos sean realmente objetivos y no meros deseos.

Lo primero que hice fue comenzar con una especie de wheel of life y agregué algunas áreas más específicas a las tradicionales.

Usé MindMeister, herramienta para hacer mapas mentales, y traté de bajar todos los temas que tengo en mi cabeza para visualizarlos en un solo lugar y reordenarlos.

Por ejemplo: Dentro del área «Personal» puse salud, lectura, escritura y estudio. Y dentro de cada uno de estos sub-temas puse algo que me gustaría alcanzar (hasta acá un deseo).

En «Lectura» puse «Quiero leer 1 libro por mes«. Y dentro de ese item comencé a escribir qué libros quiero leer, para ser un poco más específico.

Pero no lo dejé ahí.

En cada objetivo me hice la siguiente pregunta: ¿por qué quiero hacer esto? Muchas veces nos ponemos objetivos para conformar a otros o porque se supone que debemos alcanzarlos, pero en nuestro interior sabemos que eso no está alineado con lo que queremos lograr en nuestras vidas.

Encontrar un por qué fuerte es clave para comprometernos con un objetivo.

En el ejemplo anterior de leer, la respuesta podría ser «Para despejarme y para aprender cosas nuevas».

Otro ejemplo

Area/Tema: Paternidad
Subtema: Tiempo de calidad
Objetivo: Pasar tiempo relevante con Facu y Santi
¿Por qué quiero pasar tiempo relevante con Facu y Santi? Porque creo que mi presencia es importante en su desarrollo emocional y porque los primeros años de su vida son fundamentales para esto.
¿Cómo lo voy a lograr?
Acción 1: ir a almorzar a casa todos los mediodía y charlar con ellos (no tele, ni celu en la mesa)
Acción 2: volver temprano del trabajo y jugar (no tele, ni celu)
Acción 3: salir a pasear los sábados

¡Pero aún hay más!

En algunas de estas acciones es necesario fijar día y hora en las que las vas a hacer.

Tengo un objetivo que es «Escribir 3 posts semanales en el blog«. Además de encontrar el por qué de ese objetivo tengo que determinar en qué momento lo voy a hacer.

Agendé en mi calendario 1 hora por día (de 18 a 19) para escribir y de esta manera voy a poder aumentar las probabilidades de cumplir este objetivo. Puse ese horario porque es cuando quedo solo en la oficina, el teléfono no suena y puedo trabajar sin interrupciones.

Cada día, al finalizar mi jornada de trabajo, cierro todas las apps y abro mi blog para escribir. A veces comienzo un artículo, a veces continúo con alguno pendiente y a veces termino uno y lo publico.

Lo que tenemos que entender es sobre qué cosas tenemos control y trabajar sobre ellas.

Así que esta planificación busca enfocarse en las cosas que podemos hacer y dejar que los resultados sean consecuencias de esas acciones.

Resumiendo

Este año traté de que mis objetivos se conviertan en acciones concretas sobre las que tengo control y les puse día y hora. Traté de ser específico en qué iba a hacer y en encontrar el por qué quiero lograrlo.

¿Te gustaría intentarlo? No tenés que hacer todo este ejercicio con todas las áreas de tu vida. Puede ser en tu estado físico, un emprendimiento personal o lo que sea quieras alcanzar este 2020.

¡Hasta la próxima!

N.d.A: tengo 4 blogs, y el objetivo de 3 posts semanales no es para este, así que no te ilusiones 🙂

Categorías
Personal

¿Qué pasó en 2019? Si, otro balance… 😅

Lo digo rápido antes que te des cuenta que siempre pongo lo mismo: me gusta hacer balances a fin de año.

Pero algo pasó este último año que no publiqué ni un solo artículo en este blog.

Puedo explicarlo.

Cambio de prioridades

Todo es posible pero no es posible hacer todo.

Se la leí a Ryan Allis

Comencé 2019 con un hijo nuevo. El 1/1/2019, Santi tenía solo un mes y medio y muchas de las rutinas, hábitos y rituales que había logrado años anteriores se vieron afectados.

La llegada de un hijo te cambia la vida. La llegada del segundo te la vuelve a cambiar 🙂 Y ese desafío es buenísimo.

Tuve que dejar de hacer algunas cosas. Algunas fueron intencionales, en otras no hubo alternativa. Otras no fue ni una ni otra y cayeron en la volteada.

Dejé de leer. Dejé de entrenar. Dejé de acostarme temprano. Dejé de levantarme temprano. Dejé de regar las plantas. Dejé de escribir en este blog.

Y aunque sentí que perdí terreno ganado puedo decir que más que leer, entrenar y escribir, mi familia es prioridad. Disfruté cada uno de los momentos con ellos en la plaza, en casa o de paseo por ahí.

Veo esto como una etapa más y que pronto (quizá 2020) podré retomar con varias de las cosas que quedaron relegadas en este año.

Desafíos laborales

2019 no fue un año fácil para hacer negocios. Elecciones. Dólar. Consumo. Bla, bla, bla. Pero en Heaven no nos escondimos detrás del contexto para excusarnos sino que trabajamos duro para crecer y ser mejores.

A pesar de la situación Argentina tuvimos grandes logros. Nuevas integraciones como Vtex, nuevas funcionalidades de la integración de Mercadolibre, actualizaciones significativas en el software de gestión y dos nuevos proyectos que pronto verán la luz 🙂 Además, cambio de servidores. Cambio de tecnologías. Cambios en nuestra forma de organizar proyectos y desarrollar. Se hizo, y se hizo mucho.

Solo lo realizado en Heaven en 2019 me serviría para varios posts. Y espero poder escribirlos en varios posts para ejemplificar algunas lecciones aprendidas.

El lei motiv para este párrafo sería

No pidas que sea más fácil. Pide más habilidad.

Jim Rohn

Y algo que aprendimos: hacer las cosas bien siempre paga a largo plazo. Quizá es algo obvio, pero coincidirás en que no tan fácil de bajar a tierra cuando las papas queman.

Hay más

Pasaron muchas cosas más. Mirando estos últimos 12 meses puedo decir con certeza que fue un gran año.

  • Compartí mucho tiempo en familia
    • Primer retiro familiar Fuentes
    • Días en Costa Esmeralda con familia de Pau
  • Facu terminó el jardín y Santi cumplió 1 año – y sobrevivió a dos episodios peligrosos que incluyeron caída por una escalera, pero tranquilos que todo bien.
  • Tienda Beauty, el emprendimiento de mi esposa (y mío) continuó creciendo este año.
  • Terminé mi cuarto año consecutivo de Bullet Journal.
¡Mi socia de vida y la responsable de que las cosas sucedan!