Categorías
Actualidad Personal

El ascenso de la mina

mineros

El caso de los mineros chilenos atrapados a 700 metros bajo tierra conmocionó todo el mundo. Trato de seguir el curso de esta historia gracias a lo que los medios informan cada día. Me emocioné junto a todos por la noticia de que estaban a salvo y cada vez que leo algo sobre el tema medito sobre esta situación. Hoy veo en el mundo un gráfico muy bueno sobre la situación y los operativos de rescate.

Me pongo a pensar como sería pasar 24 horas en un lugar oscuro, quizá húmedo y frío, poco confortable. Ahora multiplico eso por 7 días (168 horas). Y luego por 4, ya son mas de 650 horas bajo tierra. ¿Hay algo más parecido a estar muerto? Estar sepultado vivo me llenaría de terror. Estas experiencias traumáticas obligan a poner la vida en otra perspectiva.

Pero más loco es pensar que estarán pensando los mineros todo este tiempo. ¿Que pensarías vos o qué pensaría yo? De algo estoy seguro, luego de pasar tantos días en la mina uno no puede salir igual. Seguro piensan en todas las cosas buenas y felices que tienen o que vivieron y eso los motiva y reconforta y da ánimo. O tal vez se dan cuenta de errores que cometieron o asignaturas pendientes que desearían haber resuelto.

Tanto con una u otra o ambas actitudes, estos mineros tendrán la posibilidad dentro de 4 meses (con el pronóstico más desfavorable) de volver a nacer. ¿Se imaginan ese momento? ¿Vendrá a su memoria la oscuridad de la mina cada noche? ¿Celebrarán la luz del sol que ahora no pueden ver?

A veces, en la vida, necesitamos una mina para darnos cuenta de lo que tenemos y de lo que no tenemos. De lo importante o de lo que no lo es en realidad. Pero lo más importante para mí es que, antes o después, mientras tengamos aire en nuestros pulmones, todos tenemos la posibilidad de nacer de nuevo.

Categorías
Pensamientos

Loa de la Duda

duda

[…] la más hermosa de todas las dudas
es cuando los débiles y desalentados levantan su cabeza
y dejan de creer
en la fuerza de sus opresores.
[…]
Frente a los irreflexivos, que nunca dudan,
están los reflexivos, que nunca actúan.
No dudan para llegar a la decisión, sino
para eludir la decisión.
[…]
Por eso, si alabáis la duda,
no alabéis, naturalmente,
la duda que es desesperación.

¿De qué le sirve poder dudar
a quien no puede decidirse?
Puede actuar equivocadamente
quien se contente con razones demasiado escasas,
pero quedará inactivo ante el peligro
quien necesite demasiadas.
Tú, que eres un dirigente, no olvides
que lo eres porque has dudado de los dirigentes.
Permite, por lo tanto, a los dirigidos
dudar.

Bertolt Brecht

Leer la poesía completa aquí 

¿Qué puedo agregar a esta obra de arte de Brecht? Simplemente bellísima.

Categorías
Pensamientos

Lo más importante

reloj

¿Que es lo más importante en tu vida? Una pregunta quizá sencilla de responder. Automáticamente brotan las posibles respuestas: Dios, mi familia, mis amigos, mi pareja, en fin. ¿Es realmente cierta esta respuesta? Hay una manera muy fácil de comprobarlo.

Lo más importante que tenemos es nuestro tiempo. El uso que hagamos de él determinará las prioridades de nuestra vida. El tiempo es el único recurso que no se recupera. A mayor tiempo invertido en una actividad, mayor será la importancia que le damos en nuestra vida.

¿Cuantas horas miras novelas? ¿Cuanto tiempo utilizas en Facebook, Twitter o redes sociales? ¿Qué tiempo destinas a estar con amigos y con tu familia? ¿Para hacer deporte? ¿Cuantas horas dedicas al trabajo? ¿Cuanto tiempo a ayudar a otros?

A menudo tengo que hacer una auto evaluación y analizar como estoy utilizando mi tiempo. ¿Estoy dándole tiempo a lo verdaderamente importante o simplemente lo malgasto en cosas que no traen un beneficio, crecimiento o utilidad a mi vida?

Categorías
Incategorizable Pensamientos Personal

Navidad

navidad 

La fiesta de la Navidad se instituyó para celebrar el nacimiento de Jesús. Algunos aprovechamos estas fechas para reflexionar sobre este hecho tan particular cambió el curso de la historia (o por lo menos el calendario que utilizamos la mayoría por aquí).

En lo personal me gusta celebrar este día porque Dios envió al mundo a su único hijo para que naciera como hombre, viviera entre nosotros, enseñara un nuevo modelo de vida, muriera por las transgresiones de toda la humanidad y resucitara al tercer día. Algo que para muchos, supongo, será una locura pero que a mi me cambió la vida.

No recuerdo a Jesús en esta Navidad como un simple bebé en un pesebre con una aureola y dos burros. Creo que la mercadotecnia ha desplazado un poco la historia original. No estoy en contra de los regalos (¡me encantan!), ni de los festejos, la comida, la familia que se reúne, los fuegos artificiales, pero me gusta siempre recordar el verdadero significado que tiene la Navidad para mi.

No puedo terminar este post sin desearte una ¡MUY FELIZ NAVIDAD! (¡como sea que la festejes!) 🙂

Categorías
Pensamientos

Conviértete en un lago

Conviertete en un lago
Conviertete en un lago

Un anciano maestro Hindú se cansó de las quejas de su aprendiz así que, una mañana, le envió por algo de sal. Cuando el aprendiz regresó, el maestro dijo al joven infeliz que pusiera el puñado de sal en un vaso de agua y luego se la bebiera.

-“¿A qué sabe?” preguntó el maestro.

-“Amargo,” escupió el aprendiz.

El maestro rió entre dientes y entonces le pidió al joven tomar la misma cantidad de sal en la mano y ponerla en el lago. Los dos caminaron en silencio al lago cercano y una vez que el muchacho lanzó al agua su manotada de sal el viejo le dijo: “Ahora bebe del lago.”

En cuanto el agua se escurría por la quijada del joven, el maestro le preguntó: “¿A qué sabe?”

-“Fresca,” comentó el aprendiz.

-“¿Te supo a sal?”

-“No,” dijo el joven.

En esto el maestro se sentó al lado de este chico que le recordaba a sí mismo y le tomó sus manos:

“El dolor de la vida es pura sal; ni más, ni menos. La cantidad de dolor en la vida permanece exactamente la misma. Sin embargo la cantidad de amargura que probamos depende del recipiente en que ponemos la pena. Así que cuando estás con dolor, la única cosa que puedes hacer es agrandar tu sentido de las cosas. Deja de ser un vaso. Conviértete en un lago.”

Lo vi en Yoriento que lo vió en Arati