Categorías
Pensamientos

Aprende a decir “No”

no 

Si van a hacer algo digan que sí, y si no lo van a hacer digan que no.
Mateo 5:37

Una de las cosas con las que tuve que luchar en mi adolescencia y entrando a mi juventud es con mi dificultad para decir NO. Cualquier persona que venía y me pedía un favor o algo recibía un SI sin peros. Obviamente esto me trajo muchos problemas, algunos muy triviales y otros que realmente prefiero olvidar.

Quizá hayas pasado por esto mismo o tal vez lo estés viviendo. Te cuesta decir no ante los reclamos o peticiones de tus amigos, familiares, etc. Los especialistas dicen que esto se debe a una falta de seguridad en uno mismo. Tenemos miedo de que si no hacemos lo que alter (el otro) nos esta pidiendo, seremos rechazados o quizá no tenidos más en cuenta. No se si es tan así tampoco, yo creo que me costaba decir que No por mi deseo de ayudar a la humanidad a ser más feliz. Pero hay veces que ese deseo de complacer a todo el mundo nos acarrea problemas, simplemente porque ¡no podemos quedar bien con todo el mundo!

Poco a poco, y a fuerza de golpes tuve que aprender a decir NO. Simplemente así. Nadie tiene porque ofenderse de tu honestidad. Es más fácil decir “Lamentablemente no puedo comprometerme a hacer eso” que decir que si, y no hacerlo. Creo que las personas prefieren una respuesta negativa pero sincera a una afirmativa pero que nunca será cumplida.

Aunque esto es un ejercicio diario, uno poco a poco va logrando adquirir la capacidad para discernir cuando puede hacer algo y cuando no. Quizá los casos más difíciles sean aquellos que involucran a alguien de nuestra familia donde nuestros lazos emocionales son muy fuertes y el compromiso es mayor.

Aquí les dejo algunos links para seguir ahondando en el tema:

Por Lucas Fuentes

Blogger, apasionado de internet y de la productividad. Soy el creador de La Caja Multiuso. En twitter soy @lucasfuentes.