Un año usando Bullet Journal

Hace poco más de un año comencé a utilizar Bullet Journal – #BuJo para los amigos. Quienes quieran saber de qué se trata esto, pueden leer mi post sobre Comenzando con Bullet Journal aquí.

Luego de más de 12 meses, creo que es un buen momento para sacar algunas conclusiones más firmes sobre este sistema de diario/lista de tareas/planificador.

Productividad

Decidí no anotar mis tareas diarias del trabajo en mi BuJo ya que lo haría muy denso. Preferí utilizarla para mi día fuera del trabajo o eventos importantes. Para las tareas del día a día o proyectos utilizo Asana o mi To-Do list (ya hablaré en otro post de esto).

Sin embargo, la productividad no se queda solo en el trabajo. Anotar lo que hago y lo que quiero hacer me ayudó mucho a completar más cosas.

De alguna manera, se que lo que anoto en mi BuJo es algo que debe hacerse si o si.

Planificación

Una de las cosas que más me gusta es el Monthly View que básicamente consta de anotar los objetivos que tenés para el mes que comienza. Generalmente escribo aquí no más de 10 items (entre eventos importantes, libros que quiero leer u objetivos generales del trabajo).

Es mi momento de hacer foco a 30 días y proponerme objetivos concretos y realizables.

Mientras que las tareas diarias pueden postergarse un día o dos, las mensuales casi nunca se migran de un mes a otro.

Reflexión

Quizá lo más importante que me aportó Bullet Journal es la capacidad de poder reflexionar como estoy viviendo. Cuando releo las cosas que hice en días, semanas o meses anteriores puedo notar cómo avancé en lo que me propuse. Eso me anima a continuar. Me hace más consciente de las cosas que vivo y hago. Me estimula a no dejar pasar los días sin hacer progresos relevantes en mi vida.

Se cuantas veces fui al gym, jugué al fútbol, me junté con amigos, leí libros, estuve tiempo en familia o trabajé en mis proyectos personales. Puedo determinar que semanas estuve un poco más flojo y en cuales realmente estuve en el flow. Puedo darme cuenta cuáles son las cosas que me hacen bien y cuáles las que perjudican mi desarrollo personal. Realmente es muy poderoso poder hacerse tiempo para reflexionar sobre lo que hacemos.

Palabras finales

Estos tres puntos resumen lo más relevante de Bullet Journal en mi día a día. Sentarme y anotar a mano en mi libretita se convirtió en algo que disfruto mucho. Tachar. Agregar cosas. Equivocarme. Corregir. Es algo muy parecido a la vida.

Publicado por

Lucas Fuentes

Blogger, apasionado de internet y de la productividad. Soy el creador de La Caja Multiuso. En twitter soy @lucasfuentes.

Un comentario en “Un año usando Bullet Journal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *