Calendarizar tus tareas te va a salvar la vida

Uno de los mayores desafíos que estoy tratando de conquistar en estos meses es el de asignar tiempo a las tareas que voy a realizar en el día. Y más aún, en la semana. Y en lo posible en el mes (imposible todavía).

Siempre anoté mis tareas pendientes (to-do list) pero nunca fui de calendarizar. Tenía idea del tiempo que me llevaba hacer cada tarea, pero no sabía cuándo las haría concretamente, o si iba a necesitar mover una tarea para más adelante porque ya no podría hacerla ese día o esa semana.

Tuve que aprender a la fuerza. Para llegar a ambiciosos objetivos es necesario tener un plan de acción claro. Calendarizar entonces no solo te quita el stress, sino que te da control y ese control te da libertad.

Si no tengo pensado/planificado que voy a hacer en el día, ese día igual se llena de tareas. Solo que termino haciendo cosas a demanda y que no son prioridad. Apago incendios, como solemos decir, en vez de realizar tareas estratégicas.

Para solucionar eso es que debemos calendarizar las tareas. Esto significa, asignar un tiempo para hacer cada cosa. Incluso revisar los emails, hablar por teléfono o prepararte para una reunión.

Planificar lo que voy a hacer en el día, y asignarle un tiempo determinado organiza mis prioridades, me hace más productivo, me da la tranquilidad de saber que estoy haciendo lo que se supone que debería estar haciendo en este momento. Y lo mejor: hace que mi jornada tenga un inicio y un fin.

Algo importante es agendar las actividades personales y familiares. Si vas a ir al gimnasio, si tenés que hacer un trámite. Si hay una cena familiar o un aniversario.

Dale tiempo a cada cosa y no permitas que cada cosa te robe tu tiempo.

Publicado por

Lucas Fuentes

Blogger, apasionado de internet y de la productividad. Soy el creador de La Caja Multiuso. En twitter soy @lucasfuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *