4 apps que utilizamos en Heaven Solutions Factory para aumentar la productividad

Aumentar la productividad es algo que me obsesiona desde hace ya dos años que me desempeño como CMO en Heaven Solutions Factory una empresa de desarrollo de software radicada en Buenos Aires.

Al tener una estructura pequeña (actualmente cuenta con 12 empleados) las decisiones son menos burocráticas y más ágiles y eso nos permite lograr grandes cosas en poco tiempo.

Su producto estrella es un sistema de gestión para comercios minoristas y mayoristas. Los principales rubros que ha abarcado desde el año 1996 son casas de música, artículos de hogar y retails de indumentaria.

Una de las grandes ventajas es su integración con las listas de precios de la mayoría de los proveedores de los rubros que abarca, la integración con Mercado Libre y Heaven Commerce, su sistema de eCommerce totalmente integrado al sistema.

Formar parte de esta empresa es una experiencia increíble. Tengo la oportunidad de involucrarme en el diseño de estrategias de marketing y comunicación, procesos del negocio y desarrollo de producto.

Sin embargo, aún con una estructura pequeña, es necesario contar con sistemas que ayuden a la organización de la información y los procesos de trabajo.

Durante todo este tiempo hemos implementado algunos sistemas para mejorar nuestra productividad. Los cambios fueron notorios. Cada colaborador sabe donde puede encontrar la información necesaria tanto para realizar tareas internas como relacionadas al cliente.

Haciendo un repaso, creo que todos pueden ser aprovechados tanto por freelancers como por pequeñas y medianas empresas. Continúa leyendo 4 apps que utilizamos en Heaven Solutions Factory para aumentar la productividad

3 emails automáticos que no pueden faltar en tu eCommerce

Quiero contarte cómo algunas estrategias de automatización que pueden ayudarte a aumentar los ingresos de tu eCommerce. Para eso voy a centrarme uno de los canales más rentables del marketing digital: el e-mail marketing.

Desarrollo sitios hace más de diez años y más de la mitad me he especializado en el marketing y comercio online.

Aprendí que el éxito de un emprendimiento online se debe a un mix variado y sostenible en el tiempo y que no depende de una única cosa. No hay recetas. Hay que trabajar duro cada día.

Naturalmente, mantener cada canal demanda tiempo y todos sabemos que tiempo es lo que no sobra.

Es por eso que tenemos que pensar cómo usar el tiempo de forma más inteligente y cómo aprovechar las herramientas que tenemos a nuestro alcance para que hagan el trabajo por nosotros.

En Tienda Beauty, mi último emprendimiento online, automatizamos procesos frente a diversas acciones que el cliente efectúa en el sitio. Hoy quiero contarte tres de nuestras automatizaciones de email, aunque hay muchas más. Continúa leyendo 3 emails automáticos que no pueden faltar en tu eCommerce

30 años y contando…

Escuché decir que la vida se divide en tres etapas de treinta años cada una: Preparación, Producción y Proyección.

Suena demasiado optimista pensar que vamos a vivir noventa años (Dios quiera); más para una persona como yo que piensa seguido que hoy podría ser el último día de nuestras vidas.

También suena demasiado preciso… Pero como sea, me gustó mucho esta división de etapas, porque, aun sin saberlas, marcaron un poco mi proceso; por lo menos lo que fue esta primera etapa y esperemos que el comienzo de la segunda… Continúa leyendo 30 años y contando…

Cómo me convertí en un mejor lector (creo)

Lee poco y serás como muchos, lee mucho y serás como pocos

A diferencia de mi hermano mayor, yo siempre fui un lector ocasional. Algún que otro verano me dejé atrapar por algún libro que devoraba en pocos días. Pero nunca logré que ese arrebato se transformara en costumbre y me hiciera un mejor lector. Él, mientras tanto, siempre tenía un libro en la mano.

Hasta hace pocos años me ubicaba en el promedio de 2 libros por año. Quizá un poco menos.

Podría mencionar varios motivos de mi desencuentro con la lectura: la universidad, el trabajo, el hijo, etc. Pero la mejor de todas mis excusas es que yo leía mucho por internet. Esto es, artículos periodísticos, blogs, Twitter…

Pero hace tres años comencé un proceso interesante que me llevó a reencontrarme con el placer de la lectura.

En los próximos párrafos te quiero contar las razones por las que me volví un mejor lector.

El click

Para todos los grandes eventos de la vida es bueno encontrar un punto de inflexión. Un momento “bisagra”.

Puedo identificar el momentum en el que me decidí que iba a leer con más frecuencia perfectamente. Fue cuando escuché a un invitado del podcast “The Success Academy” de Victor Martín contar los motivos por los que él había dejado de leer blogs y ahora solo leía libros.

Básicamente comentaba que había dejado de leer blogs porque solo refritaban los contenidos de grandes libros. Por lo tanto, el prefería leer la fuente que utilizaban estos bloggers en vez de leer la interpretación o paráfrasis que estos hacían.

¡Tiene razón! – me dije en ese instante.

Por qué un libro es tan importante

Escribir un libro no es algo que se ponga a hacer cualquiera.

Un libro requiere esfuerzo, dedicación, investigación y análisis. Son horas de trabajo, días, meses.

No solo eso. Una vez finalizado el manuscrito, el libro pasa a revisiones gramaticales y de estilo. Luego, debe superar diversos procesos de una editorial. Finalmente se imprime y llega a las librerías. En ese momento, muchas personas debieron coincidir en que esa obra merecía publicarse y ser leída.

Aún así, no todos los libros que se publican son buenos. De ese pequeño grupo de autores que llegan a ser publicados, algunos logran transmitir un mensaje realmente valioso que supera a la media. Sus libros se venden por miles. Se traducen a diversos idiomas. Lideran rankings.

Lo grandioso de algunos libros es que los conceptos que tratan siguen siendo tan actuales como el momento en el que se escribieron. Y ahí es donde rompen la barrera del tiempo.

Es por eso que cuando varias de las personas que admirás recomiendan un libro es para prestar atención y darle la mejor de las oportunidades.

Por todos estos motivos es que decidí abandonar mi lector de feed y reemplazarlo por un kindle.

Como fueron estos tres años

No me convertí en un fanático lector. No llevo un libro abajo del brazo todo el tiempo. Pero mirando mi registro de lecturas veo como progresé.

Leer me hace mucho bien. Trae nuevas ideas a mi mente. Me ayuda a cambiar de perspectiva. A ver las cosas de otra manera.

En 2015, cuando comencé este proceso, leí un total de ocho libros. Unas cuatro veces más de lo que leía normalmente.

En 2016 me propuse leer un libro por mes. Casi logré cumplir mi objetivo. Leí diez libros. Y en lo que va del 2017 ¡ya son trece!

¿Qué leo?

Comencé leyendo libros de productividad y de desarrollo personal. Son temas que me interesan. Pero también meché con novelas y grandes clásicos.

Desde Jim Rohn, Stephen Covey, Tim Ferris, John Maxwell y Napoleón Hill a García Márquez, Tolkien y Murakami.

Tengo una lista en Evernote con los libros que quiero leer. Cuando alguien comenta algo interesante de un libro, lo anoto allí de inmediato.

Además, charlo y leo a un par de personas que me motivan siempre a leer: Milton, David y Axel – por citar algunos ejemplos – son gente que me contagia esas ganas.

Me muevo mucho por sus recomendaciones o de grandes personalidades que admiro.

Por otro lado, tampoco tengo problemas en dejar un libro por la mitad si no me gusta o se vuelve aburrido.

Abraza el arte de dejar las cosas inconclusas – 4 hour workweek, Tim Ferris

Si no me gusta o no me aporta nada lo dejo y leo otra cosa. ¡Hay tanto por leer que para qué perder el tiempo!

Date una oportunidad de ser un mejor lector

Leer debería ser divertido y no algo “que hay que hacer”. Ser un mejor lector es ser alguien que lee lo que le gusta y que le gusta lo que lee. Que puede imaginar y viajar con los libros así o más que como lo hace con una serie de Netflix. Date una oportunidad. Agarrá algo que te interese y comenzá leyendo eso. Si te gusta, dale para adelante. Los viajes en colectivo o tiempos muertos pueden ser mucho más divertidos.

Y si este artículo sirve para hacer el famoso “click” a alguien sería la mayor de mis satisfacciones.

47 cosas interesantes para hacer + 3 nuevas

Mucha gente busca cosas interesantes para hacer todo el tiempo.

A veces por aburrimiento, a veces por curiosidad, a las personas inquietas siempre les fascina descubrir cosas nuevas. Yo siempre fui de ese grupo. Siempre estoy leyendo, buscando o preguntando lo que hace la gente, para ver qué hay de nuevo para intentar.

Intentar nuevas cosas desarrolla tu creatividad, evita el estancamiento cerebral y te motiva a superar barreras mentales logrando que al final seas una persona con más confianza en vos mismo.

Estar dispuesto a intentar y fracasar, no tener miedo al ridículo y reírse de uno mismo son algunos de los ingredientes indispensables a la hora de buscar cosas para hacer. Continúa leyendo 47 cosas interesantes para hacer + 3 nuevas